Tus noticias sobre la vida natural, la alimentación y el bienestar
dietéticos 100% naturales
Novedad: frutos secos ecológicos.

Los frutos secos constituyen una opción excelente dentro de nuestra dieta, ya que aportan numerosos nutrientes y tienen grandes beneficios sobre nuestra salud. Es cierto que no conviene abusar de las cantidades debido a su aporte calórico, pero incorporar pequeñas cantidades en nuestra dieta diaria (un puñado cada día) nos asegura ácidos grasos saludables, vitaminas y minerales, así como proteínas y fibra de calidad. Además son muy saciantes, por lo que una pequeña cantidad incorporada a almuerzos o meriendas te aportará los niveles de energía necesarios para continuar tu actividad y te alejará de otros picoteos insanos hasta la siguiente comida principal.

Los frutos secos de la gama Hijas del Sol Bio proceden de agricultura ecológica, respetuosa con el medio ambiente al no emplear en su cultivo productos químicos artificiales que proporcionen al alimento residuos químicos. Así nos aseguramos el conservar todas las propiedades naturales de los frutos, sin ningún añadido.

Te presentamos las diferentes propuestas de la gama y los beneficios más específicos de cada opción, ¡elige la que más te guste o altérnalos todos!

Avellanas: constituyen una buena fuente de fibra y de ácidos grasos cardiosaludables, principalmente omega 9. Por su contenido en arginina, contribuyen al buen funcionamiento del sistema cardiovascular. Son una buena fuente de folato, lo que las hace especialmente interesantes durante el embarazo. Aportan multitud de minerales: potasio, fósforo, calcio, magnesio, sodio, selenio, hierro, zinc y yodo, entre otros. Combaten el cansancio físico y mental, ayudan a mejorar el rendimiento intelectual y la memoria, ¡ideales para estudiantes!

Anacardos: como el resto de frutos secos, son ricos en aceites esenciales (grasas saludables). Son uno de los alimentos más ricos en cobre, y contienen interesantes cantidades de otros minerales como manganeso, fósforo, potasio, magnesio, zinc y selenio. Son interesantes para reponer electrolitos, por ejemplo, para los deportistas tras su práctica, ya que también constituyen una fuente rápida de energía. Aportan vitamina E y casi todas las vitaminas del grupo B (incluido el ácido fólico, por lo que también es una elección estupenda para embarazadas). Aportan además triptófano, magnesio y fósforo, minerales esenciales en la función cerebral: mejoran la capacidad de atención y aumentan la memoria.

Son uno de los alimentos más ricos en cobre, y contienen interesantes cantidades de otros minerales como manganeso, fósforo, potasio, magnesio, zinc y selenio.
Reducen el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y nos ayudan a reducir los niveles de colesterol “malo”.

Almendras: reducen el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y nos ayudan a reducir los niveles de colesterol “malo”. Son muy ricas en calcio y fósforo, lo que nos ayudará a mantener la salud de nuestros huesos y las hace muy interesantes para aquellos que no incluyen lácteos en su dieta, como fuente alternativa de calcio. De todos los frutos secos, son las de mayor aporte en fibra, ideales para quienes sufren estreñimiento. Gracias a su contenido en tirosina (un aminoácido que participa en la producción de dopamina, también conocida como “hormona de la felicidad”) contribuye positivamente a nuestro estado de ánimo.

Nueces: otro gran aliado para nuestro corazón gracias a la arginina y el omega 3, que además se encarga de regular los niveles de colesterol en nuestro organismo. Contienen varios poderosos antioxidantes, por lo que son también una potente arma anti envejecimiento. Contienen una serie de compuestos neuroprotectores, incluyendo vitamina E, ácido fólico, melatonina, que contribuyen a la salud mental y mejoran la función cognitiva. En cuanto a minerales, aportan grandes cantidades de cobre, manganeso, molibdeno, y biotina, entre otros.

Puedes consumirlos en crudo o tostados (mejor si no les añades sal), como tentempié fácil de transportar, troceadas o picadas en almuerzos y meriendas, acompañando por ejemplo un yogur natural o una cuajada y unas porciones de fruta, puedes incluirlos en ensaladas y darles un toque crujiente, pueden aportar un toque diferente y original a tus cremas añadiéndolos como topping al final o incluso puedes pulverizarlos para emplearlos como harina en otras elaboraciones.

Los frutos secos Hijas del Sol Bio ya están disponibles en tu herbolario habitual y por supuesto en todas las franquicias de La Ventana Natural. ¡Ven y pruébalos!

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos: Laboratorios Ynsadiet s.a

Finalidad: Atender solicitudes y consultas, gestión de pedidos, envío de ofertas, venta de productos, facturación e información comercial de productos que pudiera ser de su interés.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: sus datos no se cederán a terceros.

Derechos: Puede ejercer su derecho de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de datos, limitación u oposición en la dirección administracion@ynsadietsa.com

He podido leer y consiento el uso de mis datos personales explicados en la Política de Privacidad.